ESTUFITA DE BOLSILLO

¡Que el frío no llegue a tus manos!

Estufita portátil, llevala a donde quieras y con click se calienta durante un rato. 

Al enfriarse se endurece, para que vuelva a su estado original, solo debes meterla en agua caliente y listo.